Una desconcentración trunca el anhelo de Ecuador Sub-20

- 12 de junio de 2019 - 00:00

Jun Choi marcó el tanto del triunfo de Corea del Sur, tras aprovechar un pase filtrado que distrajo a la defensa de la selección ecuatoriana. Orden, velocidad para marcar, inmediata recuperación del balón en media cancha y rápida transición para pasar a la ofensiva fueron los principales argumentos futbolísticos del equipo surcoreano.

Leonardo Campana tuvo en su cabeza el gol que pudo haber llevado el partido ante Corea del Sur a la prórroga. Faltaban menos de 20 segundos para que finalizara el cotejo. Ecuador perdía 1-0 cuando el delantero de la Tricolor se elevó en el borde del área chica tras un centro de Diego Palacios y cabeceó como indica el manual del 9: fuerte y al piso.

Pero el arquero Gwang-Yeon Lee realizó una estirada felina y pese a que la pelota dio un pique en el piso, la despejó al córner y evitó el tanto del empate. Los coreanos festejaron la acrobática maniobra de su arquero, tanto como el gol que marcó Jun Choi a los 39 minutos que le bastó a la selección asiática para clasificar a la final del Mundial Sub-20 de Polonia. 

Corea del Sur disputará el título del torneo con Ucrania, que venció 1-0 a Italia con un tanto de Sergiy Buletsa. La final será este sábado, a las 11:00, hora de Ecuador.  

La Tricolor, que avanzó por primera vez en la historia a esta instancia en un Mundial FIFA, jugará este viernes, a las 13:30 de Ecuador, con Italia por el tercer lugar.

Corea del Sur pasó a dominar las acciones a partir de los 13 minutos, con toques sucesivos por el costado izquierdo, guiados por el centrocampista Lee Kangin, que obligó a los suramericanos a refugiarse dentro de su zona.

La velocidad para marcar al contrincante, la casi inmediata recuperación del balón y la rápida transición para pasar a la ofensiva, fueron los principales argumentos coreanos para incomodar al campeón suramericano.

Ecuador logró zafarse de la presión contraria y con disparo rasante desde fuera del área del centrocampista José Cifuentes estuvo cerca de anotar, en el minuto 23.

Leonardo Campana, goleador suramericano de la categoría, tras dominar y proteger el balón cerca del área, enfiló un remate sobre el portero Lee Gwangyeon, pero el balón rebotó en el travesaño, al minuto 37.

Fue en la siguiente jugada cuando Corea del Sur se adelantó con una gran acción de Lee Kangin, que cobró un tiro libre con pase profundo a espaldas de los defensas ecuatorianos, para que Choi Jun colocara la pelota  al andar al otro extremo del arquero Moisés Ramírez, en el minuto 38. 

La tranquilidad a favor de Corea del Sur jugó un papel importante, aquietó desde la reanudación del partido el ritmo de las acciones, desesperó al rival, que fruto de la ansiedad se inundó en un mar de errores en su afán por alcanzar el empate.

Ecuador encontró la posibilidad para igualar, con fuerte remate del defensa izquierdo Diego Palacios, que salvó con gran reacción el portero Lee Gwangyeon en el minuto 70.

Tras esa acción, el combinado surcoreano continuó con su propuesta de cuidar su zona y para eso pobló más la mitad de la cancha, lo que dificultó el tránsito de los atacantes de la “Tri”.

Ecuador tuvo ocasiones para empatar pero le faltó precisión, como en el minuto 89, cuando Campana remató nuevamente sobre el travesaño desde corta distancia.

En los últimos minutos,  un remate coreano terminó en el arco ecuatoriano, pero el árbitro se amparó en el VAR para anular el gol por fuera de lugar. El partido terminó con drama por la presión de Ecuador en los últimos cinco minutos.

Célico cree que el gol fue legítimo
Sereno, pero con la voz entrecortada. Así empezó la rueda de prensa de Jorge Célico, entrenador de la Selección de Ecuador Sub-20, tras la derrota ante Corea del Sur. Al estratega argentino le quedó la sensación de injusticia. Esto, por el gol anulado en los minutos finales y el funcionamiento de su equipo, sobre todo en el segundo tiempo. 

“Fue un primer tiempo complicado y sabíamos que iba a ser así. No hay nada que reprocharles a los muchachos. Para mí hay una jugada polémica y me da la sensación de que es lícita y de que no hubo fuera de juego de Gustavo Vallecilla”, dijo el DT.

El argentino observó la jugada del gol de José Cifuente, que fue anulada en los minutos finales del partido gracias al VAR, a través de un celular. Por eso asegura que deja toda la responsabilidad en manos de los árbitros, que tuvieron a disposición todas las cámaras necesarias para revisar la acción. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: