Una operación exitosa para disminuir el peso de la deuda

- 12 de junio de 2019 - 00:00

La reacción de los mercados fue positiva. La operación de reperfilamiento de la deuda, conocida como liability management, permitió recomprar o cambiar los bonos 2020, que vencían el próximo mes de marzo, por nuevos bonos con vencimiento en 2029.

La operación evitará pagar $ 1.500 millones el próximo año en una operación inédita que empujó a la baja la calificación riesgo país, que pasó de 592 a 574 puntos. El riesgo país crece frente a la posibilidad de que el país deje de pagar su deuda, tal como ocurrió en 2008 cuando el gobierno de entonces declaró el default de una parte de los bonos y con ello cerró las puertas al financiamiento en el mercado de capitales.

La historia es muy conocida, al país le tocó negociar con otros mercados, especialmente con el chino, pero con tasas superiores a las del mercado financiero occidental.

Esta operación permitirá recomprar el 78% de los bonos 2020 y, según explicó el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez, lo que estamos haciendo ahora es muy simple: “le decimos al mundo que queremos cumplir con nuestras obligaciones, pero queremos hacerlo en un mayor tiempo para tener menor presión fiscal y así destinar menos recursos al pago de la deuda externa, y más a la protección social para las personas más vulnerables al año 2020”. Cuando otros países no logran sobrepasar el 50% de la recompra de bonos, el Ecuador recomprará las tres cuartas partes de los bonos 2020.

Para asegurar el éxito de esta operación, el Gobierno recibió el apoyo de bancos de inversión como el Citigroup, Deutsche Bank y JP Morgan. Para concluir exitosamente la operación, las firmas fueron seleccionadas en base a un proceso organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

La operación se resume en cancelar una deuda de $ 1.500 millones con una nueva emisión, pero con más plazo para pagar. Recuperar la credibilidad es una prioridad del Gobierno porque la confianza es fundamental para lograr mejores acuerdos y disminuir el peso de la deuda externa. (O)